Press "Enter" to skip to content

Las mejores formas de conocer Ronda en un día: Freetours Nativos

Ronda es una ciudad que ofrece infinidad de atractivos turísticos para todos los gustos. Es recomendable que al visitar una ciudad se disponga de servicios de visitas guiadas para así no perderse ni un detalle de la ciudad y optimizar el tiempo. Ronda, al igual que muchas ciudades de Europa y del resto del mundo, ofrece servicios de visitas guiadas en formato free tours. Existen cinco estupendas rutas turísticas, ideales para familias, parejas o grupos de amigos. Las rutas más recomendadas, ofrecidas por Freetours Nativos, son las siguientes.

Ruta panorámica

Esta ruta es la más demandada en la ciudad por parte de los turistas, saliendo siempre de forma garantizada. Es necesario reservar la visita guiada a través de la página web de la compañía turística. Es ideal para aquellos que van a pasar un día en la ciudad o quieren pasar una noche en ella.

Los monumentos que se ven en esta ruta son los siguientes: Plaza de España, Plaza de Toros, Minihollywood de los Toreros, Puente Nuevo, Convento de Santo Domingo, Palacio del Rey Moro, Jardines de Cuenca, Losetas de los Viajeros Románticos, Casa Don Bosco, Plaza de María Auxiliadora, Palacio de Mondragón y se finaliza en la Plaza de Duquesa de Parcent, donde se encuentran dos monumentos muy significativos, como la Colegiata de Santa María la Mayor y  el Consistorio de Ronda. Esta ruta es la más básica y completa si solo se cuenta con un día para visitar la ciudad. Al realizar este recorrido, el visitante se llevará una amplia visión de Ronda al conocer los principales monumentos de la ciudad.

Ruta de los puentes de Ronda

Otro de los tours recomendables para conocer la ciudad de Ronda parte de la Plaza de España y es conocido como “Ruta de los Puentes de Ronda”. Su recorrido es fascinante y se pasa por todos los monumentos importantes de la ciudad, aunque, en esta ocasión, se pueden ver algunos más que se encuentran ubicados en la periferia.

El recorrido de esta ruta es de nivel medio, por lo que se recomienda llevar ropa cómoda y agua, sobre todo en época de verano. Saliendo por calle Villanueva hay que dirigirse hacia los Jardines de Cuenca, pudiendo observar desde allí unas vistas impresionantes del frontal del Puente Nuevo y del Palacio del Rey Moro.

A través del free tour en Ronda se puede reservar el tour para que, además de disfrutar de las vistas, se puedan conocer historias de la ciudad. Por ejemplo, desde los Jardines de Cuenca, el guía explica de forma clara y sencilla tanto el diseño del Puente Nuevo como las zonas peculiares del misterioso Palacio del Rey Moro.

La ruta se puede continuar bajando por las escalinatas de los Jardines de Cuenca hasta llegar al siguiente puente del recorrido: el Puente Viejo.

Una vez ahí, hay varias opciones para continuar el recorrido. La opción más recomendada consiste en realizar la subida por el Arco de Felipe V y así, desde la mitad de la subida, se puede ver el Palacio del Marqués de Salvatierra con su impresionante fachada y sus curiosas esculturas de tipo indiano en forma de columna situadas en la fachada principal del palacio. Este palacio se encuentra cerrado al público.

Desde allí se puede realizar la subida por la calle Marqués de Salvatierra hasta llegar a la zona alta y llana del casco antiguo de la ciudad, pudiendo luego caminar tan solo unos minutos hasta la Colegiata de Santa María la Mayor. Para finalizar, se puede realizar parte del recorrido de la ruta 01 hasta llegar nuevamente a la Plaza de España.

Ruta de murallas y puertas de Ronda

Esta ruta, que también sale desde la Plaza de España, tiene un recorrido de nivel medio mediante el cual se puede disfrutar de varios miradores con unas vistas del casco antiguo espectaculares. Además, hay varias zonas de interés que normalmente no suelen ser visitados por los turistas.

Desde la calle Carrera Espinel, más conocida como Calle de la Bola, la calle principal de la ciudad, hay que subir hasta el quinto tramo de esta para ver por el lado derecho la Iglesia de los Descalzos, una iglesia que tiene una impresionante fachada de piedra. Al final de la calle Puya hay un mirador que permite ver todo el casco antiguo de la ciudad rondeña, destacando en sus vistas la iglesia de la Colegiata de Santa María la Mayor.

A continuación, al volver por la calle Santa Cecilia se encuentra el monumento de los ajusticiados o de los ahorcados, formado por unas curiosas figuras antropomórficas. Desde allí se puede ir a la calle Yeseros y calle Cerrillo a los Jardines de Cuenca, uno de los mejores lugares para un selfie en el Puente Nuevo. Bajando por estos jardines se atraviesa otro de los 3 puentes que hay en la ciudad de Ronda: El Puente Viejo. El Puente Viejo es el segundo puente más antiguo construido en la ciudad de Ronda. Desde los balcones del centro de este puente se puede ver el puente más antiguo de la ciudad: el Puente Árabe o de San Miguel. 

Justo al atravesar el Puente Viejo, hay unas escalinatas que conducen a los Baños Árabes y al Puente Árabe. Al bajar los escalones, a la derecha se ven otras escaleras que dirigen a una zona bonita de Ronda que es desconocida por muchos turistas. Allí se encuentra la Puerta de la Cijara y las Murallas del Carmen. Este conjunto de murallas es considerado como uno de los recintos mejores conservados en cuanto a su amurallamiento debido a los sistemas estratégicos defensivos que empleaban los musulmanes en esa época.

En esta parte del recorrido existe una visita guiada en formato free tour que muestra toda la historia con la que, de forma amena y divertida, se puede conocer de forma detallada todo el recorrido que se propone en esta ruta. 

En las Murallas del Carmen hay varias salidas que permiten asomarse para ver la altura de las murallas y, además, hay unas escaleras que conducen a un torreón desde donde se pueden observar los barrios extramuros de la ciudad: el Barrio de San Francisco y el Barrio de Padre Jesús.

Una vez visitado el torreón, hay que dirigirse a la calle Armiñán hacia el Barrio de San Francisco. Allí, se puede acceder a las murallas por cualquiera de sus extremos y pasear por la parte elevada de las murallas. En esta zona está la Puerta de la Almocábar, significando esta última palabra árabe “cementerio”.

Luego, se puede bajar la Cuesta de los Molinos o calle Prado Nuevo hacia otra de las conocidas puertas: la Puerta del Viento. Hay un montículo muy curioso al que los rondeños bautizaron como “la picha del moro”, originarios de la época en la que la zona se encontraba sumergida bajo el mar.

Para finalizar, siguiendo el sendero, está otra de las puertas que daban acceso a los antiguos molinos de Ronda y con varios miradores desde donde se pueden contemplar unas vistas maravillosas del Puente Nuevo. Allí se da por finalizada la ruta y solo quedaría subir la Cuesta de los Molinos para llegar al casco histórico y volver al punto inicial. A esta cuesta se les llama “Cuesta del Cachondeo”.

Free tour de misterios y leyendas en Ronda

Todas las rutas mencionadas anteriormente discurren principalmente por el día, pero cuando llega la noche Ronda se viste de gala. Gracias el entramado de sus calles y a su iluminación se puede disfrutar tranquilamente de un paseo por el casco antiguo de la ciudad, donde la tranquilidad de sus calles pintorescas junto al especial sonido del fluir del agua de sus fuentes hace que sea un sitio idílico para pasear.

En Ronda se han asentado prácticamente todas las civilizaciones que han estado en la zona del mediterráneo occidental. Se puede crear una gran cantidad de rutas de entre las que cabe destacar una extraordinaria: la ruta de misterios y leyendas. Esta ruta incluye: historias del Templete de los Ahorcados, la leyenda de Martín de Aldehuela, los Piratas de la Serranía, la misteriosa Casa Rúa, los sonidos de la Iglesia del Espíritu Santo, el Rey Sanguinario Adomelic y un sinfín de historias y leyendas de Ronda. Sin lugar a dudas, es una de las rutas más curiosas y pragmáticas de la ciudad. 

Tour privado a la carta

Cualquier rincón de la ciudad llevará a tener grandes experiencias. Ronda dispone de un excelente conjunto histórico donde su historia y estructura urbanística han hecho que disponga de una serie de monumentos situados en sitios claves del casco antiguo.

Otra de las opciones para visitar la ciudad consiste en realizar un tour privado a la carta. Se puede ir completamente por libre y visitar todos los monumentos deseados o contratar a un guía de forma privada y proponerle una visita completamente personalizada que incluya los monumentos importantes de la ciudad que desee visitar. Hay empresas de guías turísticos que ofrecen visitas a un precio de tour privado que ronda en torno a los 60 € la visita de 1h y 30 min para un grupo de hasta 10 personas. En Freetours Nativos se pueden encontrar visitas guiadas en Ronda que ofrecen unos tours formidables.