Press "Enter" to skip to content

Derecho bancario en España en el punto de mira: Víctimas del Crédito

La plataforma Víctimas del Crédito nace con la finalidad de ayudar a los ciudadanos a hacer frente a prácticas abusivas de las entidades financieras y, de este modo, recuperar todo el dinero pagado de más en comisiones e intereses.

En España, el derecho bancario cada vez gana más importancia entre la población y los bufetes de abogados. En el caso de la ciudadanía, debido a sus deseos de mantener unas relaciones sanas y justas con las entidades financieras. Los consumidores están protegidos por la normativa de la Unión Europea, y por la nacional, siendo las más importantes estas tres: la Ley de Represión de la Usura de 1908, la Ley de Condiciones Generales de la Contratación y la Ley General de Consumidores y Usurarios. La actividad del sector bancario está regulada a través de la Ley de Ordenación Bancaria, que permite al Estado y las comunidades autónomas, tomar las medidas que crean oportunas en caso de vulneración de los derechos de los ciudadanos.

Por tanto, tener a mano o a un solo clic a un abogado especializado en derecho bancario en cualquier población de nuestro país puede ser realmente ventajoso para que el consumidor obtenga la devolución correspondiente en las situaciones que se definen como prácticas abusivas por parte de las entidades bancarias y financieras.

Usura y cláusula abusiva en el punto de mira

Tal y como se ha mencionado, Víctimas del Crédito está especializado en erradicar los abusos bancarios de las entidades financieras sobre la ciudadanía. Dentro de dichos abusos, se especifican dos tipos contra los que hacen especial hincapié.

Es público y notorio que las entidades financieras lanzan productos tóxicos, siendo un ejemplo los créditos revolving, en el cual se capitalizan mes a mes los intereses aunque no se utilice la tarjeta, sumándose estos réditos al capital pendiente, y teniendo como resultado una espiral de deuda que se necesitarían muchas décadas para poder amortizar. Situación que nunca informan con base en una concesión ágil y rápida de estos créditos (préstamos, líneas de crédito y tarjetas de crédito revolving).

Por otro lado, se puede encontrar el índice IRPH en muchas hipotecas, el cual suele ser abusivo y no negociado con el prestatario. Este índice se calcula en función de los datos aportados por las propias entidades al Banco de España según las hipotecas concedidas. El problema recae en el hecho que las entidades tienen la capacidad de manipular dichos índices, ya que el Banco de España no cuenta con ningún método de comprobación. La Unión Europea ha declarado nulo el índice IRPH. Por este motivo, se puede conseguir su nulidad con la ayuda de Víctimas del Crédito. De este modo, se puede conseguir la devolución del dinero pagado de más, si se hubiera aplicado el índice legal (el Euribor).

Por otra parte, también alertan de los llamados créditos rápidos o minicréditos, los cuales aplican unos intereses excesivamente elevados, además de comisiones y servicios absurdos, que se conceden también en menos de cinco minutos, no siendo objeto de protección por el ordenamiento jurídico la concesión ágil y rápida de financiación, ya que lo único que se provoca es el sobreendeudamiento de las familias. Estas entidades no reguladas por el Banco de España presumen de pertenecer a un sector especial de los créditos rápidos, acampando a sus anchas en todo el país, no siendo un mercado oficial, razón por la que pueden anularse dichos contratos. Estos abusos hay que paralizarlos, y en Víctimas del Crédito os ayudamos a anular estos contratos leoninos, cuyos intereses remuneratorios pueden llegar hasta un TAE de 999999 %.

Las entidades financieras y los bancos no tienen la razón en la mayoría de casos

El pensamiento general es el de creer que la banca siempre tiene razón y es imposible hacer prevalecer los derechos de la ciudadanía sobre estas instituciones. No obstante, hay que recalcar que no siempre es así. Es posible revertir la situación, pero para ello es necesario iniciar una correcta diligencia basándose en una buena investigación, en las bases legales y en los términos de los contratos. Todos estos requisitos permitirán realizar una buena interpretación de la posible infracción llevada a cabo por los bancos, sobre todo en temas relacionados con hipotecas, mercado de valores y, en particular, créditos.

Varios son los casos expuestos en su apartado de ‘sentencias‘ de la página web de Víctimas del Crédito donde se exponen una serie de sentencias judiciales dónde los clientes han logrado la nulidad de los contratos por cláusulas abusivas gracias a la ayuda y el asesoramiento de esta plataforma. Con estas sentencias queda patente que, tal como se ha expuesto con anterioridad, es posible revertir situaciones perjudiciales para los clientes. De este modo, se pueden lograr unas condiciones justas en los contratos de crédito, conseguir el reembolso de los intereses pagados y, además, hacer que los costes procesales corran a cargo de las entidades bancarias. En definitiva, el consumidor recupera su dinero.