Press "Enter" to skip to content

Residencia Ciudad Jardín: Residencia que no ha tenido ningún caso de COVID-19 está en primera línea de mar

Si hay un elemento que ha sido clave en las residencias de ancianos en España para que éstas se mantuvieran libres de COVID-19, ha sido la acción preventiva. El trabajo de los sanitarios de la Residencia Ciudad Jardín y el compromiso con los huéspedes han mantenido el espacio libre del virus. El confinamiento fue tomado estrictamente y cumplido de manera rigurosa para proteger a los residentes. Sin embargo, las normas han conllevado sacrificios para los familiares y huéspedes, viéndose limitado el número de visitas.

El riesgo de la pandemia para los ancianos

Solo en el primer mes de pandemia por coronavirus, fueron contabilizados 1.517 decesos de ancianos ingresados en residencias de mayores en el país. Según los últimos datos facilitados por los ministerios de Derechos Sociales, Sanidad y Ciencia e Innovación, la cifra, en la actualidad, se sitúa en las 29.541 muertes de residentes por COVID-19.

Por comunidades autónomas, la primera posición de la lista de fallecimientos la ocupa Madrid, seguida por Cataluña, con 6.196 y 5.440 casos, respectivamente. Las islas Baleares ocupan el decimosexto puesto del listado facilitado por el gobierno, con 267 fallecidos.

La campaña de vacunación, junto a las medidas de prevención, tiene el objetivo de frenar los contagios entre la gente mayor. De acuerdo a los últimos datos del ministerio de Sanidad, la primera dosis de la vacuna ha llegado al 98,9% de residentes de centros de ancianos y más del 91% han recibido la segunda. En el caso de las Baleares, un 94,2% de personas mayores de las residencias han recibido la vacunación completa.

Calidez y protección en la Residencia Ciudad Jardín

La Residencia Ciudad Jardín está ubicada a 20 metros del tranquilo paseo marítimo que bordea la bahía de Palma de Mallorca, es decir, se encuentra en primera línea de mar. También es cercana a un gran parque municipal (Torre d’en Pau), que dispone de amplios espacios para el paseo, así como bancos y jardines.

La residencia de ancianos cuenta con 51 plazas disponibles y garantiza un trato familiar y cercano a los residentes. El centro residencial alberga, en su mayoría, ancianos con patologías crónicas, que requieren asistencias especiales y mucha dedicación. Los huéspedes de la Residencia Ciudad Jardín de Palma gozan de atención médica personalizada, enfermería, programa de acogida y seguimiento, así como terapia ocupacional y fisioterapia, animación sociocultural, podología y peluquería.

La responsabilidad y compromiso de los profesionales ha mantenido el virus alejado de los huéspedes. La residencia aplicó los protocolos preventivos desde el inicio de la pandemia y se ha mantenido como uno de los centros residenciales sin fallecimientos. Asimismo, la zona donde se ubica la residencia es de fácil y rápido acceso, tanto para los familiares, como para los servicios sanitarios.