Presione "Enter" para saltar al contenido

La cosmética natural en España tiene nombre: Planthia

Más de 115 millones de animales son utilizados cada año para la realización de pruebas de productos cosméticos y químicos, según informa un estudio de asociación Cruelty Free International y la fundación de Dr. Hardwen de 2018. Estos análisis tienen el objetivo de conocer qué ingredientes y productos finales pueden provocar irritaciones, alergias o intoxicaciones en el ser humano. Pero los procedimientos que utilizan son considerados formas de maltrato animal, ya que muchos implican toxicidad, mutación y la toxicocinética, y todos ellos acaban en la muerte del animal. Aunque existan asociaciones y modificaciones establecidas por la ley, aún muchas empresas de cosmética siguen recurriendo al uso de animales para su producción, como se ha visto en Periódico Digital. Por ello, han nacido algunas compañías en contra del maltrato animal que apuestan por métodos no perjudiciales para ningún ser vivo, como es el caso de Planthia, la cosmética natural en España.

Planthia: cosmética beneficiosa para todos

El objetivo principal de Planthia es crear productos cosméticos que no sean perjudiciales para los animales ni los consumidores, pero tampoco para el ecosistema. Todos los procesos de producción de la empresa son diseñados para acatar esos parámetros. A pesar de la prohibición de la realización de pruebas cosméticas en animales, el uso de ingredientes que hayan contribuido al maltrato animal sí que es legal. Muchas empresas recurren al “no testado en animales”, pero trabajan con productos que sí lo han sido. Bajo el lema cruelty-free, Planthia garantiza la venta y el uso de productos veganos en toda la producción. Su forma de garantizar la seguridad de los consumidores es el uso de productos totalmente naturales. Después de tiempo de investigación, han conseguido desarrollar productos con un índice de naturalidad superior al 99%. Entre sus ingredientes se encuentran la manteca de karité y cacao; aceites de girasol, oliva o macadamia; aloe vera, extracto de algas rojas o piel de limón. Además, aportan vitaminas, ácido hialurónico natural y coenzima Q10. Así, sustancias irritantes y tóxicas como parabenos, siliconas o conservantes sintéticos quedan fuera de la materia prima de Planthia.

Finalmente, para fomentar el consumo responsable y sostenible, utilizan ingredientes no contaminantes. Pero no solo la producción defiende la sostenibilidad, sino también el consumo. La compañía selecciona ingredientes de alta calidad para que los efectos de sus productos se consigan utilizando poca cantidad. Así, los consumidores pueden beneficiarse del cosmético con pocas gotas en cada uso.

El amplio catálogo de Planthia

Las elevadas restricciones impuestas por Planthia a la hora de producir no han conllevado una disminución de la oferta. En su catálogo se pueden encontrar todo tipos de productos, tanto para la cara como para el cuerpo. Entre ellos, se ofrecen cremas hidratantes y leches y espumas limpiadoras. Además, incluye productos para zonas más específicas, como crema para el contorno de ojos o lápices y bálsamos labiales. Todos sus productos generan efectos visibles concretos: elasticidad de la piel, efecto calmante, regeneración celular, antienvejecimiento, etc.

Todos sus productos se pueden comprar a través de su página web y los envíos llegan a toda Europa. De este modo, gracias a Planthia, el binomio entre belleza y respeto está al alcance de todos.