Press "Enter" to skip to content

Feced Abogados, expertos en la Ley de Segunda Oportunidad

El mecanismo idóneo para alcanzar deuda cero es la Ley de Segunda Oportunidad. Con los mejores especialistas en derecho concursal y mercantil, el despacho Feced Abogados trabaja este tipo de casos con dedicación exclusiva.

Se trata de una ley para que los particulares, autónomos y pequeñas o medianas empresas (pymes) se liberen de endeudamientos que les agobien e imposibiliten seguir con su trabajo.

¿Cuáles son los requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

De acuerdo con los especialistas de Feced, quienes opten por solicitar el beneficio de la Ley de Segunda Oportunidad deben ser, ante todo, deudores de buena fe, es decir demostrar ante las autoridades competentes que no han sido condenados por delitos económicos como estafa, falsificación de documentos, delitos contra el patrimonio, la Hacienda Pública, Seguridad Social o contra los trabajadores.

Otros requerimientos que también son indispensables para que un deudor goce de este aliciente legal en relación con su capacidad de responder a los acuerdos y obligaciones a los que haya lugar, son el haber intentado un acuerdo extrajudicial, que la deuda no exceda los cinco millones de euros y demostrar que no cuenta con patrimonio suficiente para saldar la totalidad del dinero adeudado.

Así mismo, como un aspecto de solvencia moral, el solicitante no debe haber rechazado alguna oferta de trabajo, acorde con sus capacidades, en los últimos cuatro años.

Equipo de profesionales con experiencia

Una vez evaluada la situación económica y jurídica del cliente, los expertos de Feced iniciarán el camino de liberación de deudas del cliente, con apoyo en todas las gestiones, entrevistas y trámites, tanto en la fase de intento de acuerdo extrajudicial, como en el proceso de liquidación de patrimonio, en caso de ser necesario.

Toda la experiencia y el talento de los mejores especialistas en Ley de Segunda Oportunidad están disponibles para quienes decidan recorrer este camino. Así lo ratifica la fundadora y directora del despacho, Marisa Feced: “Nos ocupamos de cada cliente de manera individual e invertimos nuestros mayores esfuerzos y nuestras mayores aptitudes en cada uno de los casos de los que nos ocupamos”.

Un estudio detallado del caso a través de un contacto inicial con esta firma de juristas fundada en Madrid, en 2003, puede hacer la diferencia entre vivir intranquilo ante una deuda que se considere impagable y comenzar un proceso de liberación de la misma, para obtener la posibilidad de empezar de nuevo desde el punto de vista económico. La solicitud de atención puede hacerse a través de la página web o por contacto telefónico.