Press "Enter" to skip to content

Creación de nuevas startups enfocadas en crear espacios verdes para vivir y trabajar fomentada por la colaboración entre los habitantes de Urban Campus

Dedicada al diseño y operación de espacios colaborativos o coliving, Urban Campus es una compañía que permite en sus espacios comunes, coworking y áreas privadas, que las personas pueden vivir y trabajar.

Gracias a su modelo de convivencia, que permite a sus residentes formar vínculos tanto personales como profesionales, se ha favorecido la creación de varias startups a través de la colaboración entre sus residentes.

Una de estas startups es un proyecto llamado Mizuku, el cual se está llevando a cabo en su espacio de coliving situado en el barrio de Malasaña de Madrid. La iniciativa está enfocada en el desarrollo de una aplicación móvil que permite a las personas cultivar sus propios alimentos en casa, sembrando plantas mediante técnicas de aeroponía e hidroponía.

Proyecto Mizuku, cultivo sostenible al alcance de todos

Yukari y Max, dos mentes brillantes y habitantes en Urban Campus, han creado un proyecto que ha estado evolucionando desde la cuarentena por COVID-19. El proyecto se ha desarrollado en los espacios de Malasaña Coliving de Urban Campus con el objetivo de crear dispositivos aeropónicos para el cultivo de plantas. Estos pueden ser controlados mediante una aplicación móvil a la cual se podrá acceder contratando una suscripción. 

Para utilizar esta aplicación y poder sacar provecho de las plantas no habrá que tener conocimientos previos en botánica, ya que la app y los dispositivos harán la mayor parte del trabajo. De esta manera, el usuario podrá plantar y cultivar verduras para consumo propio dentro de su vivienda de una manera sostenible y a la vez inteligente.

La idea principal del proyecto es que cada vez más personas puedan tener acceso a alimentos orgánicos, saludables y frescos, sin contaminantes ni químicos que alteren las propiedades del alimento.

La historia del proyecto Mizuku

La palabra Mizuku viene del idioma japonés, concretamente de las palabras “Mizu”, que significa agua y la palabra “Ku”, que quiere decir aire. Esto hace referencia a los conceptos de hidroponía y aeroponía, dos métodos diferentes utilizados en la siembra y el cultivo.

El proyecto Mizuku nace, en primer lugar, de la necesidad de consumir alimentos frescos y saludables para que la persona pueda tener el control sobre lo que come. Asimismo, puede tener la seguridad de haber cultivado su propio alimento de manera 100% orgánica y sin el uso de ningún componente no natural en el proceso.

En segundo lugar, lo que se busca destacar es la necesidad y la importancia de contar con espacios verdes para trabajar y vivir. A través de estos espacios y este proyecto, todo el mundo podrá acceder al cultivo de alimentos en sus viviendas sin tener que saber demasiado sobre los factores que intervienen en su cuidado.

Por el contrario, harán uso de la tecnología para que de una forma sencilla y desde su propio smartphone puedan controlar el proceso.

Hoy en día, es difícil saber con total seguridad de donde provienen los alimentos que se consumen a diario, aun cuando tienen etiquetas BIO. A través del proyecto Mizuku en Urban Campus se elimina esta incertidumbre y se contribuye a una alimentación más sana y sostenible.