Press "Enter" to skip to content

Los wraps caseros de diferentes tipos de Sanaladas

Actualmente, las tendencias gastronómicas se encuentran en constante transformación, ya que responden a los cambios que se producen en la sociedad. Por ejemplo, una de las comidas que ha evolucionado son los bocadillos y, ahora, es posible encontrarlos en forma de rollo y bajo el nombre de wrap.

Un wrap está hecho con una tortilla de trigo o maíz y su relleno admite un sinfín de variedades. Sanaladas es una empresa de Barcelona que ha emprendido un proyecto de comida sana, en el que apuestan por este plato como uno de sus productos estrella. La empresa ofrece una gran gama de posibilidades y sabores, siempre dentro del concepto de una alimentación productiva, saludable y que permita el mejor rendimiento personal.

Una receta completa y equilibrada

El wrap está confeccionado con mucho menos pan y más relleno que un bocadillo tradicional y, por su diseño, es mucho más cómodo de comer, ya que no caen migas. Sanaladas siempre añade a todos sus wraps ingredientes vegetales, lo que hace al proceso de digestión sea más ligero y adecuado.

Los productos de Sanaladas están elaborados basándose en la alimentación productiva, de manera que quien los consume pueda ganar tiempo y rendir en su actividad laboral de la mejor manera posible. Es por eso que sus comidas se pueden disfrutar en cualquier sitio, sin necesidad de interrumpir la actividad.

Son preparaciones saludables y caseras, cuyas recetas fueron previamente supervisadas por un equipo de nutricionistas. Están pensadas para facilitar un equilibrio que favorezca al organismo con la cantidad, calidad y combinación de ingredientes adecuadas. Las opciones son muchas, se pueden ordenar wraps solo con vegetales o acompañados de pollo, ternera, hamburguesa o roast beef, etc.

Un emprendimiento familiar

Sanaladas nace como un emprendimiento familiar de un matrimonio con 3 hijos que sabe lo que es no tener tiempo para cocinar. Los fundadores trabajan con el objetivo de mejorar la vida los empleados que no pueden encontrar un lugar, cerca de su trabajo, que ofrezca productos saludables y respetuosos con el medio ambiente. Por lo general, las personas que comen en su empresa suelen abusar de fritos, rebozados y bollería industrial. En este contexto, el wrap se ha convertido en el bocadillo del siglo XXI.

Es un plato rico, saludable y nutritivo, muy fácil de comer y que ayuda a reponer fuerzas. Quien lo consume puede terminar la jornada laboral con índices de concentración y energía muy altos. Los wraps de Sanaladas, disponibles para eventos o a la venta por unidad para el consumo cotidiano, siguen una receta de calidad, basada en la alimentación productiva que favorece al organismo y permite el más alto rendimiento.