Press "Enter" to skip to content

Esquí acuático en Madrid en Botaski Seseña Waterski Complex

Adrenalina, agua y belleza son los tres elementos que definen el esquí acuático. A pesar de no tener la repercusión mediática que tienen otros, se trata de un deporte practicado a nivel internacional que ha captivado a millones de seguidores a lo largo de los años, como se ha visto en Noticias. Actualmente, gracias a algunas empresas, es posible practicarlo en ciudades sin mar. Botaski ha conseguido establecer el esquí acuático en Madrid.

¿Qué es el esquí acuático?

El esquí acuático o náutico se trata de un deporte de competencia que simula las actividades del esquí, con la diferencia de que se realiza sobre agua líquida en lugar de nieve. Nació de la mano del estadounidense Ralph William Samuelson en 1922 en Minnesota. Se considera uno de los deportes más completos. El esquiador es arrastrado por un barco que, a través de una cuerda que mantiene a la persona en movimiento encima del agua a más de 50 km/h. Además de deslizarse por el agua, el esquiador realiza saltos y acrobacias. Es un deporte que puede practicar toda la familia, desde los más pequeños a los mas mayores.

Aun así, las características del deporte exigen a nivel competitivo equilibrio, fuerza y reflejos.

¿Cómo realizar esquí acuático en Madrid?

El esquí acuático no se puede practicar en cualquier espacio. Es importante realizarlo en un lugar donde las condiciones sean las óptimas para garantizar una buena práctica con seguridad. Botaski es una empresa familiar española que lleva unos 30 años trabajando para que cualquiera pueda practicar esquí acuático en Madrid, ya sea como un entrenamiento o como una actividad puntual individual o en familia.

El Botaski Seseña Waterski Complex se encuentra en Seseña (Castilla la Mancha). Su equipo está compuesto únicamente por profesionales. Su fundador, Ricardo Botas, lleva casi 30 años enseñando a campeones de esquí acuático a nivel internacional. El resto del equipo, formado por los familiares del fundador, llevan toda su vida practicando este deporte y ganando premios en múltiples competiciones. A lo largo de los últimos años, la familia ha trabajado para garantizar las mejores condiciones a sus esquiadores. Para ello han creado dos lagos artificiales diseñados específicamente para el esquí acuático: protegidos del viento y con unas orillas pensadas para la absorción de las olas. Además, han incorporado Nautique a Botaski, una de las principales empresas en cuanto a embarcaciones para esquí acuático. Con todo ello, el equipo ha convertido al complejo de Botaski en una referencia a nivel internacional.

Gracias a empresas como Botaski, cualquiera puede aprender y practicar esquí acuático en Madrid de una forma divertida, práctica y segura.