Press "Enter" to skip to content

La importancia de los software antiplagio, como el que ofrece Ayuda Universitaria

El plagio es un problema recurrente en la entrega de trabajos de fin de grado, másteres u otros cursos. Para evitarlo, existen programas automáticos alojados en la nube que permiten comparar textos, referencias y citaciones para comprobar si el artículo es completamente original o si ha sido plagiado de algún otro texto.

Los softwares antiplagio son herramientas que se encuentran disponibles para estudiantes o docentes, con el fin de proteger los derechos de autor. Uno de ellos es el ofrecido por Ayuda Universitaria, un software antiplagio gratis de origen español.

Funcionamiento del software

Los programas antiplagio comprueban si un texto es original, una cuestión muy importante porque cuando se plagia una información se atenta contra la propiedad intelectual de un autor y puede considerarse delito. En caso de detectar un porcentaje de similitud, el software resalta el contenido copiado para advertir al usuario y que, de este modo, pueda modificarlo.

Actualmente, existen diversos programas que permiten comprobar si un texto ha sido plagiado o no. La mayoría se encuentran alojados en un servidor o pueden integrarse en el campus virtual de cualquier centro educativo, donde profesores y alumnos puedan encontrarlo.

Gracias al detector que ofrece Ayuda Universitaria se pueden comparar hasta 1000 palabras por búsqueda. Cuando un alumno envía su trabajo para su corrección, se crea de forma automática una copia en el programa y se procede a realizar un análisis para comprobar si atenta contra los derechos de autor por contener contenido duplicado.

Las implicaciones legales del plagio

Es importante señalar que plagiar un texto, artículo, cita o referencia puede llegar a tener implicaciones legales, ya que la propiedad intelectual de una obra está contemplada en la Ley de Propiedad Intelectual, estipulada en la Ley Orgánica y el Código Penal, que sanciona la distribución, comunicación pública o plagio de obras protegidas.

Para afrontar este problema, las instituciones educativas a nivel universitario han implementado programas antiplagio y los conciben como un gran aliado a la hora de identificar similitudes entre profesionales.

Una vez el análisis entre el texto entregado por el estudiante y las distintas bases de datos del software ha terminado, se genera un informe que indica el porcentaje de similitudes que existen entre los artículos, lo que permitirá hacer una comparación fácil del documento.

En definitiva, el software de Ayuda Universitaria se alza como una buena herramienta para detectar el plagio y evitar inconvenientes en los derechos de autor.