Press "Enter" to skip to content

El despacho Migrow tramita de forma ágil la Golden Visa para inversores

En materia de inmigración, la inversión extranjera en España tiene importantes repercusiones, siendo un claro ejemplo el otorgamiento del visado para que el nuevo propietario y su familia puedan residir sin restricciones en territorio nacional. Este beneficio, conocido de forma coloquial como “Golden Visa” y que Migrow denomina “Residencia de Oro”, es un procedimiento que desde este despacho de abogados especializados en inmigración se tramita con agilidad, responsabilidad y con la mejor atención personalizada.

Con más de 20 años de experiencia en inmigración y extranjería, esta firma garantiza gestiones eficaces, transparentes y rápidas, sin citas ni esperas, gracias a su capacidad de adaptación a las nuevas tecnologías, con la disponibilidad de servicios online de movilidad de personas para solicitantes en todo el país.

Al establecer contacto con los abogados especialistas a través de la página web, los interesados pueden solicitar el mejor asesoramiento, basado en una entrevista inicial en la que se solicita información detallada sobre las necesidades y la situación del cliente, para luego aclarar todas las dudas que surjan sobre el sistema de trabajo de Migrow por medio de videoconferencia. Una vez cumplidos estos pasos, el despacho de abogados enviará un presupuesto detallado y ajustado a la realidad de cada caso.

El paso que sigue a la contratación del servicio es la consignación de la documentación necesaria para iniciar un camino que, en manos de los juristas expertos del equipo de Migrow, será de éxito y tranquilidad para el solicitante.

Requisitos para obtener la Golden Visa

Gracias a la nueva Ley de Emprendedores, el Estado español ha habilitado la obtención de la residencia a aquellas personas que realicen una “inversión significativa”, es decir, que adquieran una o varias viviendas por un monto igual o superior a 500.000 euros.

También se considera en esta categoría la compra de dos millones de euros de la deuda pública española, o de un millón de euros en fondos de inversión de carácter privado o fondos de capital riesgo constituidos en España, así como mantener un mínimo de un millón de euros en depósitos bancarios en entidades financieras españolas.

Los candidatos a obtener la Residencia de Oro deben acreditar su inversión presentando ante las autoridades competentes la escritura de compra/venta del inmueble o inmuebles, en el caso de optar por la compra de inmuebles.

Todas las gestiones para obtener este beneficio migratorio que estimula la inversión en el territorio nacional son realizadas en Migrow con gran sentido de la responsabilidad. El trato cercano en cada caso marca la diferencia para los inversores a la hora de preferir esta firma para emprender con transparencia y confiabilidad nuevos caminos en proyectos financieros o empresariales.