Press "Enter" to skip to content

Qualys Logística Integral: la importancia de planificar la logística inversa dentro de la cadena de suministro de una empresa

En el mundo comercial, las empresas cada vez dan una mayor importancia al proceso de logística inversa. Desde Qualys Logística Integral, el reto está en conseguir que este tipo de práctica no afecte a la rentabilidad de la empresa y aumente la calidad del servicio de cara al cliente.

El mayor porcentaje de devolución se da en el e-commerce 

El alto porcentaje de devoluciones de productos adquiridos en el mercado online ha generado también un incremento en el proceso de logística inversa, el proceso en el cual el cliente devuelve el producto al vendedor.

Se trata de una etapa de la cadena de suministro que se da después de la entrega de la mercancía al cliente final, y su objetivo es devolver el producto desde el cliente hasta el distribuidor o el proveedor por diferentes razones.

Este tipo de comportamiento ha hecho que las diferentes empresas que se dedican al comercio electrónico consideren la logística inversa dentro de su planificación de flujo y control de ventas.

De acuerdo con Qualys Logística Integral, empresa dedicada al transporte de mercancía desde el 2016, existen dos tipos de logística inversa y están estrechamente relacionadas con la función de la empresa.

Una de ellas es la logística inversa de residuos, la cual se basa en reciclar y tratar los desechos generados por el producto final después de comercializarlo. Esto tiene como objetivo reducir el impacto ambiental de dichos residuos, y también reutilizarlos para darles un nuevo valor, tales como materias primas, repuestos, etc. Y la segunda radica en la logística inversa de devoluciones, es decir, devolver el producto desde el comprador hasta el proveedor. Esto puede ocurrir por insatisfacción del cliente, entrega errónea, producto defectuoso, entre otros motivos.

La logística inversa como un factor más del negocio

Como una forma de fidelizar con el cliente, en la actualidad, muchos comercios han incorporado a su cadena de suministro un servicio de logística para la devolución de productos. Este tipo de actividad ha llevado a desarrollar centros de devolución en algunas tiendas de comercio y ofrecer el servicio gratis para asegurar la satisfacción del cliente después de la transacción.

Las estadísticas del sector revelan que los compradores devuelven un promedio de 642,6 mil millones de dólares en mercancías cada año, un acto que reduce de manera significativa los márgenes de ganancias y aumenta los de costes logísticos en las empresas. En este sentido, los comerciantes tienen que estar preparados para asumir este riesgo, y que aun así, las ventas sean rentables para la empresa.