Press "Enter" to skip to content

El implante capilar mediante las técnicas FUE y FUSS que emplea el Dr. Bruno Jacobovski

España es el país que ocupa el segundo lugar del ranking mundial con más casos de alopecia, lo que convierte el procedimiento quirúrgico en la alternativa de muchos hombres que quieren recuperar su cabello. El implante de cabello en hombres es un procedimiento médico que cada día es más demandado en este país.

El Dr. Bruno Jacobovski, especialista en este tipo de cirugía, explica en qué consisten los métodos FUE y FUSS, los dos procedimientos que permiten que el pelo crezca de nuevo en el paciente.

Solucionar la calvicie con dos de las técnicas más avanzadas

La pérdida de cabello o alopecia en hombres es la principal causa de consulta en la clínica del Dr. Bruno Jacobovski, especialista en implante capilar en Barcelona. Este trabaja bajo las técnicas más avanzadas de la medicina como la técnica FUE y la FUSS, que logran recuperar la densidad del cabello, pero no de la misma manera. La técnica FUE corresponde a las palabras de origen inglés Follicular Unit Extraction, mientras que la técnica FUSS hace alusión a los términos Follicular Unit Strip Surgery.

Si el pelo tiende a caerse con facilidad, estos dos métodos ofrecen los mejores resultados y su diferencia se basa principalmente en la cantidad de folículos pilosos que se logran implantar en la sesión.

En cualquier caso, antes de comenzar el tratamiento, el paciente se somete a una evaluación en la que el especialista determinará si es posible realizar el implante y qué técnica sería la indicada según el caso.

Las diferencias entre la técnica FUE y la técnica FUSS

En la técnica FUE los folículos se extraen uno a uno de la zona donante y la selección del pelo se programa cumpliendo unas pautas genéticas que garantizan el crecimiento permanente. Asimismo, la redistribución se realiza de forma uniforme en las zonas calvas, alopécicas o de escaso pelo conocidas como zonas receptoras.

En cambio, a los pacientes que buscan aumentar la densidad del cabello mediante la técnica FUSS, se les extrae mediante una fina banda de piel con pelo, de entre 15 y 20 centímetros de longitud por 1 centímetro de ancho, que después será implantada en las microunidades foliculares con instrumentación de alta precisión

Sin embargo, tienen en común que en ambos procedimientos los folículos se preparan con tecnología microscópica de alta resolución que permiten preservar las unidades seleccionadas. 

Asimismo, ambas tecnologías ofrecen al paciente una garantía de éxito del procedimiento, cuyos resultados comenzarán a verse después de los tres meses del implante. Igualmente, un año después del implante de los nuevos folículos, ya el paciente podrá disfrutar de una cabellera abundante, siempre que siga las indicaciones médicas para su cuidado.

Cada caso es particular y el estudio personalizado del Dr. Bruno Jacobovski permite definir entre una técnica u otra, aunque en algunos casos es posible combinarlas para brindar un mejor resultado.